Seleccionar página

Recuerda que somos Cerrajeros
Es mejor tenerla y no necesitarla que tener que pasar por lo contrario. Aplicando esto a muchos aspectos de nuestra vida, siempre podemos tener una copia de nuestras llaves, en caso de que la original se quede dentro de la casa.
Sabemos que una de tus preocupaciones acerca de esta previsión es el dinero, por lo que te traemos cómo hacer una copia de tus llaves en tu propia casa, lo que te ahorrará dinero.
Necesitarás:
Una lata de bebidas u otro metal delgado, pero resistente
Papel
tijeras
pegamento
Impresora
Regla u otro borde duro
Paso 1: Copia la llave
Literal, saca una copia, escanea o toma una foto de la llave y luego imprime 2 copias en escala 1:1. Corta la forma de la llave.
Paso 2: Usa el metal
Usa el metal (lata de bebidas o metal delgado) y corta un rectángulo lo suficientemente grande como para pegar la llave.
Paso 3: Corta la copia
Corta el metal con la forma de la llave. Deja un exceso en la parte de los dientes
Paso 4: Haz la ranura
Toma la llave original y úsala para hacer surcos en la copia.
Paso 5: Realiza los cortes finales
Alinea la llave original con la copia de metal y empieza a retirar todo exceso visible.
Paso 6: ¡Prueba la llave!
Si luego de probarla notas que tu copia no se encuentra funcionando bien compárala nuevamente con la original. Si te parece que son idénticas entonces el problema ha de encontrarse en los pines de la cerradura, si notas que al probarla la llave se mueve un poco puedes doblar los dientes, lo suficiente como para compensar el espacio entre los pines y la llave copia.
En 6 simples pasos previenes inconvenientes, creando tu propia copia de llaves.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies