Seleccionar página

Cerrajeros Baratos
Ten en cuenta que necesitarás el doble de espacio para éste tipo de puerta, uno donde está la apertura y el restante para que quepa la puerta cuando la desplaces para entrar, y si tienes un rodapié o marco vas a necesitar suplementar el carril.
Pasos para instalar una puerta corrediza:
Mide la apertura de la puerta para comprobar que posee las medidas correctas. Es recomendable que la puerta posea 5 cm de ancho y 2 cm de alto más que la apertura. Marca en la pared el lugar donde colocarás el carril o riel.
El riel tiene que medir un poco más del doble de la puerta, y debe ser al menos el doble de ancho de la apertura de la puerta, para permitir deslizarla y que la apertura quede libre al abrir.
El riel traerá unas muescas por donde introduciremos las abrazaderas, unas placas en forma de “L”, deslizándolas dentro de las muescas.
Las abrazaderas serán intermedias y finales, siendo las finales las que irán a los extremos del carril y que se distinguen de por tener tornillos de seguridad. Metemos las abrazaderas intermedias y luego las finales en cada extremo del carril, apretando sus tornillos una vez situadas.
Define la altura en la que debe estar el riel, al sumar la altura de la puerta más el espacio suficiente para que quepa el riel. Marca el lugar y abre con un taladro el agujero de la primera abrazadera final.
Atornilla una de las abrazaderas finales del riel a la altura escogida, sin apretarla completamente, y manteniendo el riel en posición vertical para que te resulte más fácil.
Para este proceso usa un tarugo clavo, martillando primero el tarugo hasta que quede al ras, luego colocando la abrazadera encima y por último colocando el clavo.
Ahora atornilla la otra abrazadera final, usando un nivel para que el riel quede alineado, para luego apretar la primera abrazadera final.
Distribuye ahora las abrazaderas intermedias a la misma distancia, cada una sobre un agujero del carril, marca el lugar donde irán los tarugos clavos y realiza el mismo proceso que antes.
Coloca uno de los frenos en uno de los extremos por dentro del riel. Desde el otro extremo mete los carros o colgaderos, el derecho con su pico viendo hacia la derecha y el izquierdo con su pico viendo a la izquierda.
Ahora pon el freno retenedor en el otro extremo del carril. El freno retenedor debe ir del lado del cierre de la puerta.
Instala en el suelo la guía de la puerta, a unos milímetros de la pared. La guía debe tener unos 2 milímetros más que el grosor de la puerta.
Ahora toca colocar los soportes de la puerta o placas de montaje. Los soportes van según qué cara de la puerta quieres que vea hacia fuera. dentro. Los soportes tienen que ir entre 5-7 centímetros del borde de la puerta.
Introduce la puerta en las guías y los tornillos de los colgaderos en los soportes de la puerta.
Comprueba que la puerta rueda perfectamente. Coloca los frenos y ajústalos en un lugar que paren la puerta para que abra y cierre bien.
Coloca el embellecedor.
Cómo instalar una puerta corrediza
Sigue estas instrucciones para conocer la forma adecuada de instalar una puerta corrediza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies