Seleccionar página

Cerrajeros a Domicilio
Un trozo de llave que se encuentre incrustada en el bombín o cilindro de una cerradura de una puerta, es un gran problema, pero para grandes problemas, tendremos grandes soluciones, sobre todo, porque este tipo de situaciones siempre se dan en el momento que mas apuro tenemos o más rápido necesitamos abrir.
La solución a este inconveniente va a depender del tamaño del trozo, o de la forma en cómo se haya roto.
Si el caso es, que la llave se ha roto con la puerta cerrada, y por lo tanto no podemos abrir bajo ninguna circunstancia, la solución será complicada y las opciones son muy pocas.
Aparte, para este caso en especifico, el no poder ingresar al sitio que se quiere, solo nos quedara solicitar ayuda de un experto, cosa que no queremos, y allí la razón de estas líneas.
Una de las herramientas que pueden servirnos para sacar el trozo de llave de la cerradura, es, aunque no lo creas, unas pinzas de depilar cejas, que son lo suficientemente finas, pero de gran agarre.
En sentido contrario, si la pieza no logra visualizarse, se empieza a complicar bastante la situación, y lo que te aconsejo que hagas es que simplemente busques el imán más fuerte que puedas encontrar, por ejemplo sirve el de un altavoz antiguo, y aplicar además unas gotas de aceite lubricante tres en uno, para de esa forma intentar sacar la llave con la atracción directa del imán.
Si estos dos procedimientos no dan el resultado esperado, lo último que queda por hacer es llamar a un profesional de la cerrajería, y pagar lamentablemente el precio del trabajo.
Si fuera el caso, que el trozo de llave se ha quedado introducida en el cilindro con la puerta abierta, o que existiera algún amigo o familiar adentro de tu casa, oficina, o negocio, tendremos ya otro panorama y otras opciones.
Si el pedazo de lave se quedo incrustada de forma vertical, o sea, en la forma habitual como se introduce y saca la llave, debemos intentar nuevamente meter otra llave por el lado contrario de la cerradura, para de esta forma empujar la parte rota, y con la ayuda de unas pinzas de depilar, terminar de sacar el pedazo que se ha quedado atascado.
Si luego, y a pesar del esfuerzo, no consigues sacar la llave, debemos entonces desinstalar el cilindro o bombín. Este debe contar con un tornillo por el lado lateral, que debemos destornillar.
Generalmente, para poder sacarlo de la puerta necesariamente tenemos que girarlo solo un poco, metiendo el pedazo que nos queda de la llave que se ha partido, e intentando que pueda girar para de esta forma sacarlo de la cerradura.
Una vez se pueda sacar, debemos poner sobre el aceite lubricante 3 en 1 para que este se introduzca sobre los pistones del cilindro, y allí podamos meter algún objeto muy fino pero largo, como una aguja de coser, un clip estirado, entre otros, por el lado contrario del cilindro para intentar empujar el trozo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies